Durante los últimos tiempos estamos escuchando palabras o conceptos nuevos, referidos a estructuras arquitectónicas que tienen que ver con la manera de cerrar nuestras terrazas o áticos, uno de estos nuevos conceptos son las denominadas cortinas de cristal, en este post trataremos de explicar qué son, que características tienen y como se pueden utilizar este tipo de cerramiento en nuestro ático, terraza o jardín.

¿Qué son y para qué sirven las cortinas de cristal?
Las cortinas de cristal son un conjunto de paneles de cristal que se deslizan sobre unos rieles o perfiles horizontales permitiendo cubrir un espacio, ya sea una terraza, o un porche, para poder utilizarlos durante todo el año. Se trata de un sistema de acristalamiento vertical, transparente y prácticamente imperceptible a la vista. La característica más importante de las cortinas de cristal es que carecen de perfiles verticales de aluminio opaco lo que facilita una completa visibilidad del espacio exterior permaneciendo tu terraza cerrada sin perder nada de luminosidad del exterior y seguir disfrutando de las vistas.

¿Cómo se limpian las cortinas de cristal?
La limpieza de los cristales es muy sencilla ya que siempre se limpian desde el interior tanto por su cara externa como interna. Al limpiarse siempre desde el interior ya no tendremos que preocuparnos por nuestra seguridad facilitando la limpieza y el mantenimiento en condiciones adecuadas de accesibilidad y visibilidad.

Siga estos pasos para limpiar las cortinas de cristal:

Abra todas las hojas.
Limpiar la cara exterior de la hoja de encima.
Deslice las hojas una por una en el perfil.
Limpie las caras interiores.
Limpie las piezas de aluminio con un trapo húmedo, con productos domésticos normales.
Lubrique las piezas plásticas una o dos veces al año con spray de silicona.
Con los cristales plegados en el interior de la terraza, podemos limpiar su cara externa. No hace falta colgarse por fuera ni mantener el equilibrio, ni por supuesto descolgar ningún cristal, porque lo hacemos de manera cómoda y sencilla.

Normativa legal sobre cerramientos de terrazas con cortinas de cristal
Ante todo, antes de la instalación debemos informarnos sobre la normativa vigente en nuestro ayuntamiento, en lo relativo a este punto, la normativa puede variar dependiendo del lugar donde residamos:

– En términos generales, una obra para acristalar una terraza no debe menoscabar o alterar la seguridad del edificio.
– No debe exceder la facultad de simple uso de la terraza conforme a su destino original.
– La obra debe ser de poca entidad técnica. Debe tratarse de una simple instalación desmontable, y no de un cierre total, ni de elementos estables y permanentes.
– Las cortinas de cristal no deben alterar la estética del edificio.
– No deben perjudicar a los vecinos.
– En resumen, la instalación no debe afectar a la seguridad del edificio, su estructura, configuración, estética o estado exterior ni debe perjudicar a los vecinos.

Cumpliendo estas normas y con el permiso del ayuntamiento correspondiente, no es necesario el consentimiento de la comunidad de propietarios. Si bien, habría que comunicar con la debida antelación a la comunidad la realización de las obras.

Si está pensando en cerrar la terraza o jardín o su establecimiento de hostelería, con cortinas de cristal, en Proyectos Xanadú estaremos encantados de facilitarle toda la información que necesite para ayudarle a conseguir la mejor opción.